MANEJA ESTE TIMÓN DE LETRAS...

Bienvenido a esta Bitácora, Navegante...

Este es el Diario de a Bordo de Mar Solana (Mar Cano Montil), psicóloga, escritora y cuentista... Aquí encontrarás mi «Cuaderno de Impresiones, Cuentos, Relatos, Poemas, Reflexiones y otras Historias», una especie de lenitivo para mitigar las heridas que nos inflige este mundo punzante y rasposo... Escribí mi primer cuento con once años, lo inventé en un pequeño aseo donde me gustaba jugar. Con quince decidí que quería aprender el arte de «Domar Caballos Salvajes» (léase Emociones que necesitan volver a coger sus riendas). Por eso llevo un cuarto de siglo, con sus amaneceres y sus lunas, ejerciendo la Psicología... Mis raíces son "abu-leñas" y nací en la capital, pero a mi alma le dio por asentarse a orillas del Guadarrama... Hace algo más de una década regresé a mi pequeño Taller de Letras. Y ahora soy «Psicolotora» especializada en Literalogía o «Escritóloga» en Psicoratura. Me chifla inventar palabras, tender historias de Letras en las cuerdas del olvido y airear mis impresiones al barlovento del papel... Curiosa insaciable del aspecto más espiritual de la existencia, soy como el Caracol, peregrina de un camino infinito de crecimiento y aprendizaje...

Antic©py

Bucear Mar Adentro 🐚 🐠 🐋 🐬 🐳 🐠 🐚

ELIGE CÓMO LEERME...

LA MAGIA Y EL AMOR DE LAS LETRAS...


CON LA MAGIA DE LAS LETRAS Y EL AMOR DE SUS ENCUENTROS...

«La Novela es una meditación sobre la existencia vista a través de personajes imaginarios». ©Milán Kundera.


«En esta comarca no existen reyes, aficionados o vasallos de las letras; sólo la magia de los artesanos de la palabra que intentan comunicar». ©Mar Solana.


«La verdadera novela es el arte que nace de la risa de Dios».

©Milán Kundera.

¿Quieres recibir Mar Adentro por correo? 📧 📩 📥

domingo, 15 de marzo de 2020

Coronar La Serenidad En Tiempos del CoronaMiedo

«Mi cuaderno de impresiones, cuentos, relatos, poemas, reflexiones y otras historias».
                         
                             
Queridos Navegantes, familiares, amigos, colegas y compañeros:

Consciente de que estamos saturados de lecturas, vídeos, memes, en suma, coroinformatoxificados, hoy os traigo mis palabras, que cuando te nacen de muy adentro, quizás llegan para tender puentes y compartir inquietudes y responsabilidades. Y una les hace caso porque el grano siempre hace playa. 

Estamos viviendo tiempos muy complicados, pero se imponen la cordura, la responsabilidad y el "buen hacer". En suma, la consciencia, el darse cuenta y hacerse cargo de esta compleja situación. 

Nuestros padres y abuelos vivieron una guerra. Una guerra donde las amenazas eran las creencias y su mayor defensa, callar o mentir. El arma dañina, las bombas, fusiles y trabucos, eran visibles y a veces las veían venir. Ahora nuestra mayor amenaza se traduce en pocas defensas aumentadas con vitamina C, y el arma, microscópica e invisible, ¡la está liando parda!

Si nos paramos a pensar, no nos costará mucho llegar a la conclusión de que el escenario  de nuestros padres y abuelos sí fue verdaderamente difícil. El pánico esperándolos a la vuelta de cualquier esquina, corriendo a los sótanos y refugios cuando escuchaban el rugido de los aviones. ¿Pueden imaginarlo? A su carestía real de alimentos se unía el verdadero peligro por sus vidas. A veces caían bombas sin avisar, o les "paseaban" con otros sólo con las heladas de la madrugada como testigo implacable de tantos finales injustos...

Nosotros hemos hecho vida normal hasta hace unos días. Pero el pánico se ha ido apoderando de la población a medida que los medios nos tiraban sus bombas informativas. No te matan, no. Pero te dejan maltrecho el pobre sistema nervioso, ya de por sí muy estresado por la aceleración con la que vivimos.

Y ahora ya no sirve eso de enfadarse con los "malos", con esos mamarrachos que te untan la tostada en un plis plas sin que te des cuenta, o peor, sin tú pedirlo o decidirlo. Especular con un simulacro de guerra biológica tampoco ayuda nada. Nada. Porque la rabia no soluciona lo que estamos viviendo. La impotencia es una emoción muy lícita, pero se hace parásita cuando se instala en nuestro ánimo y no nos permite avanzar, hacer lo que tenemos que hacer. 

Y ahora nos toca hacer, o quizás "no hacer", y mantenerlo con calma, cariño y cordura, kilos de cordura y cuarto y mitad de intención. Sólo eso, llevar la intención y ampliarla más allá de la frontera de nuestro YO. La intención de extender un cordel invisible, cálido y acogedor, al que poder agarrarnos, sin distinción… todos.

Y uno encuentra sitio para agarrarse a ese cordel de humanidad compartida cuando compra víveres sólo y cuando lo necesita. Cuando coge exclusivamente aquello que va a consumir en breve, dando opción a que los productos de primera necesidad no se agoten y haya para todos.

Quizás ahora empaticemos con aquellos que nos piden asilo porque su país es una guadaña y sus fronteras un territorio comanche de impotencia y desesperación. Nosotros tenemos una casa para poder seguir las recomendaciones de los profesionales que están intentando salvarnos el culo a riesgo de perder el suyo. 

Desde sus albores, la humanidad se ha enfrentado en más de una ocasión a contextos complicados que precisaban de hábiles “maniobras” para acoplar diferentes respuestas a nuevos requerimientos de supervivencia. Hace años vi una película, Interestellar. Traigo a mi memoria una de sus emblemáticas escenas cuando me encuentro envuelta en una situación difícil o de emergencia. Intento recrear la imponente música del órgano de fondo mientras visualizo la inmensa nave intentando acoplarse a la nave nodriza, en una maniobra desesperada y ultra precisa que les regalaría más vida en el espacio a los protagonistas de un mundo que agonizaba por el cambio climático. Cuando tengo delante un camino incierto y tupido por la maleza, imagino que soy esa nave tratando de acoplarme con sutileza a lo que ha vuelto del revés mi vida, cuidando de que todo encaje donde le corresponde para acallar las alarmas. Así me siento ahora. Y lo extiendo a todos los profesionales que están intentando pilotar esta delicada "Nave Humana", human ship, que un ser microscópico ha puesto patas arriba sin miramientos ni compasión alguna.

Desde aquí y desde ya, va mi aplauso y profundo agradecimiento a todos los profesionales de la salud, médicos, sanitarios y farmaceúticos, y uno muy especial a mi colectivo, todos mis colegas y compañeros psicólogos que trabajan en un segundo plano infundiendo calma a los que más lo necesitan. A todos los que están aguantando el miedo y la marabunta en las grandes superficies, y a los pequeños comerciantes, que luchan con la incertidumbre de "seguir a pie de cañón" o de "pies para que os quiero". A todos los centros de enseñanza y colegios, que van a ponerse del revés para ayudarnos a los que seguimos estudiando y para ayudar a nuestros hijos, aunque sea a distancia. A todos aquellos que están trabajando contrarreloj para que otros puedan hacerlo desde casa. 

A todos vosotros, madrileños queridos, españoles, que cuando nos ponemos juntos sabemos como acoplarnos sin dejar ningún cabo suelto en esta Nave Humana.

Os dejo con el poema protagonista de Interestellar, de Dylan Thomas. Os recomiendo leerlo mientras veis cómo se acopla la nave, en el vídeo que os inserto más abajo... 


NO ENTRES DÓCILMENTE EN ESA BUENA NOCHE
No entres dócilmente en esa buena noche,
que al final del día debería la vejez arder y delirar;
enfurécete, enfurécete ante la muerte de la luz.
Aunque los sabios entienden al final que la oscuridad es lo correcto,
como a su verbo ningún rayo ha confiado vigor,
no entran dócilmente en esa buena noche.
Llorando los hombres buenos, al llegar la última ola,
por el brillo con que sus frágiles obras pudieron haber danzado en una verde bahía,
se enfurecen, se enfurecen ante la muerte de la luz.
Y los locos, que al sol cogieron al vuelo en sus cantares,
y advierten, demasiado tarde, la ofensa que le hacían.
No entran dócilmente en esa buena noche.
Y los hombres graves, que cerca de la muerte con la vista que se apaga
ven que esos ojos ciegos pudieron brillar como meteoros y ser alegres,
se enfurecen, se enfurecen ante la muerte de la luz.
Y tú, padre mío, allá en tu cima triste,
maldíceme o bendíceme con tus fieras lágrimas, lo ruego.
No entres dócilmente en esa buena noche.
Enfurécete, enfurécete ante la muerte de la luz.
Dylan Thomas



3 comentarios:

Neogeminis Mónica Frau dijo...

Desde lejos y a la espera de la cresta de ola que sabemos pronto vendrá, me sumo a tus palabras. Un fuerte abrazo

Mar Solana dijo...

¡¡¡Holaa, Mónica, qué alegría leerte Mar Adentro!!! Muchas gracias por seguir ahí. Te envío un abrazo "ultra contaminado" del virus NTO e infectada con el virus ADA :D
NTO= No Te Olvido
ADA= Altas Dosis Amor

JUAN dijo...

Hola Mar, siempre hay un motivo para saludarte, no solo para agradecer vuestro comentario en Canal Literatura a Ti y a Luisa.
En estos momentos difíciles por la situación; desde este confinamiento irremediable, aprovecho la ocasión y os envío a los dos mi abrazo.
Intentaremos Coronar como bien dices la serenidad. ¡Cuidaros! Juan

Publicar un comentario

¡POR FAVOR, NAVEGANTE DE "MAR ADENTRO",
NO TE VAYAS SIN DEJAR TU TINTA
EN ESTE HUMILDE TIMÓN,
AL ALBUR DEL BARLOVENTO!

AD AETERNUM...

PENSAR... MAR ADENTRO.

PENSAR... MAR ADENTRO.
«La mente intuitiva es un don sagrado del que la mente racional es su fiel sirviente. Hemos creado una sociedad que honra el sirviente y ha olvidado su don» © Albert Einstein. Imagen: Faro de Suances (Cantabria) © Mar Solana.

MAYORES SIN REPAROS... En la Feria del Libro de Madrid, 2016. Con Rafael Borrás y Ramón Alcaraz.

CUADERNO DE BITÁCORA: "DIARIO DE NAVEGACIÓN" ...


Hace 47 años ya me gustaba llevar lectura al campo ☺️

Soy la niña que asoma por la esquinita de la ventana, la primera por la izquierda... 😃 GRACIAS, MÓNICA...

Navidad Bloguera 2018-19-Tarjeta Personalizada

Navidad Bloguera 2018-19-Tarjeta Personalizada
¡Gracias Mónica! 🤗

ME GUSTARÍA SER DUEÑA DE UN INGENTE TESORO...

ME GUSTARÍA SER DUEÑA DE UN INGENTE TESORO...
... EL TIEMPO DESGRANADO Y SIN PRESTEZAS PARA ESCRIBIR, ESCRIBIR, SÓLO ESCRIBIR...

«Escribir es un autobús que te conduce a la calle Catarsis, con muchas paradas, pero directo».

«Escribir es un autobús que te conduce a la calle Catarsis, con muchas paradas, pero directo».
¿Y leer? Me apasiona devorar libros. Es como visitar el hogar espiritual de mis escritores favoritos y paladear un delicioso vino de su mejor cosecha de Letras... Un buen libro es como una liana, te ayuda a desplazarte por la inmensa selva de tu imaginación... Leer también me facilita la tupida tarea de ir desbrozando esa maleza que se enreda entre la escasez de ideas y la falta de inspiración... ¡Nunca dejes de leer!

SABIA MAFALDA...

¿Te apetece entrar en mi Cuaderno de Bitácora?

¿Te apetece entrar en mi Cuaderno de Bitácora?

GIRASOL...

GIRASOL...
Mandala pintado por © Mar Solana.
MANDALA DEL SOL...

«Para alcanzar algo que nunca has tenido, tendrás que hacer algo que nunca has hecho.»

JOSÉ SARAMAGO: 16 de noviembre de 1922 - 18 de junio de 2010... ¡HASTA SIEMPRE MAGO DE LAS LETRAS!

JOSÉ SARAMAGO: 16 de noviembre de 1922 - 18 de junio de 2010... ¡HASTA SIEMPRE MAGO DE LAS LETRAS!
"La derrota tiene algo positivo, nunca es definitiva. En cambio la victoria tiene algo negativo, jamás es definitiva. Pienso que todos estamos ciegos. Somos ciegos que pueden ver, pero que no miran." Creo que en la sociedad actual nos falta filosofía. Filosofía como espacio, lugar, método de reflexión, que puede no tener un objetivo concreto, como la ciencia, que avanza para satisfacer objetivos. Nos falta reflexión, pensar, necesitamos el trabajo de pensar, y me parece que, sin ideas, no vamos a ninguna parte...

EL BESO QUE TE ADIVINA ...

EL BESO QUE TE ADIVINA ...
... es la luz que te conduce a sacar de tí lo mejor, a crecer en la mirada de quien verdaderamente te ama. El verdadero amor te quiere libre y como ser expansivo. Nunca admite murallas para el alma que respira... Es descubrir tu segunda piel, la que te eleva a la capacidad de ser decididamente afectivo, humedeciendo con licor de alegría los desiertos emocionales ... CARLOS VILLARRUBIA.

VIVIMOS SIEMPRE JUNTOS...

Llenamos el caldero
de risas y salero,
con trajes de caricias

rellenamos el ropero.

Hicimos el aliño

de sueños y de niños,
pintamos en el cielo
la bandera del cariño.

Las cosas se complican,
si el afecto se limita
a los momentos de pasión...

Subimos la montaña

de riñas y batallas,
vencimos al orgullo
sopesando las palabras.

Pasamos por los puentes

de celos y de historias,
prohibimos a la mente
confundirse con memorias.

Nadamos por las olas
de la inercia y la rutina,
con la ayuda del amor.

Vivimos siempre juntos, y moriremos juntos,
allá donde vayamos seguirán nuestros asuntos.
No te sueltes la mano que el viaje es infinito,
y yo cuido que el viento no despeine tu flequillo,
y llegará el momento
que las almas
se confundan en un mismo corazón...
(Letra y música: Nacho Cano)

ESTA SEMANA, TE RECOMIENDO... COGE UNA DE MIS CARACOLAS Y PPPSSSHHH... ESCUCHA...

Blade Runner ¡Forever!