MANEJA ESTE TIMÓN DE LETRAS...

Bienvenido a esta Bitácora, Navegante.

Bienvenido a esta Bitácora, Navegante. Este es el Diario de a Bordo de Mar Solana, psicóloga, escritora y cuentista... Aquí encontrarás mi «Cuaderno de Impresiones, Cuentos, Relatos, Poemas, Reflexiones y otras Historias» que sólo pretenden ser un lenitivo que mitigue las heridas de un mundo cada vez más áspero y punzante...

Escribí mi primer cuento con once años, lo inventé en un pequeño aseo donde me gustaba jugar. Con quince decidí que quería aprender el Arte de «Domar Caballos Salvajes» (léase Emociones que necesitan volver a coger sus riendas). Por eso llevo veinticuatro años, con sus amaneceres y sus lunas, ejerciendo la Psicología... Mis raíces están en tierras de Castilla, pero mi alma se siente de las Costas y el mar del Norte. En mis sueños me reúno con las Sirenas, las Estrellas y Caballitos de mar y con los Ventolines... Hace una década regresé a mi pequeño Taller de Letras. Y ahora soy «Psicolotora» especializada en Literalogía o «Escritóloga» en Psicoratura. Me chifla inventar palabras, tender historias de Letras en las cuerdas del olvido y airear mis impresiones al barlovento del papel...

Curiosa insaciable del aspecto más espiritual de la existencia, soy como el Caracol, peregrina de un camino de crecimiento infinito...

Antic©py

Bucear Mar Adentro 🐚 🐠 🐋 🐬 🐳 🐠 🐚

ELIGE CÓMO LEERME...

LA MAGIA Y EL AMOR DE LAS LETRAS...


CON LA MAGIA DE LAS LETRAS Y EL AMOR DE SUS ENCUENTROS...

«La Novela es una meditación sobre la existencia vista a través de personajes imaginarios». ©Milán Kundera.


«En esta comarca no existen reyes, aficionados o vasallos de las letras; sólo la magia de los artesanos de la palabra que intentan comunicar». ©Mar Solana.


«La verdadera novela es el arte que nace de la risa de Dios».

©Milán Kundera.

¿Quieres recibir Mar Adentro por correo? 📧 📩 📥

sábado, 11 de junio de 2011

NO FUE EL GPS...

El conductor del camión “Muebles flamantes, S.A” se enjugó el sudor y profirió un “mecagoenlaputadeoros” con la furia de alguien que lleva dos horas dando vueltas al mismo radio sin encontrar su destino. Aún no había almorzado, el socavón en el estómago junto con la musical y cansina vocecilla femenina del Gran Parlante Sabelotodo (léase GPS): “Coja la pri-me-ra rotonda y gire a la iz-quier-da…”, le incitaron a parar cerca de un camino. A ambos lados se extendían sendos vallados, lamían la arena que se salvó de ser sepultada por toneladas de brea. Detrás de las verjas, una enorme casa de campo con aparcamiento para una veintena de coches y una edificación de casitas típicas de la zona. El Gran Parlante continuaba con su monocorde sonsonete: “A-van-ce hasta el final de la ru-ta H y de-tén-ga-se a la iz-quier-da… A-vance hasta el final de la ru-ta H y…”. Abrió la guantera y cogió el albarán: “Urbanización ‘Tiempos Nuevos’… Sres. de Pastón… Teléfono…” Se apeó de la cabina y marcó las nueve cifras.

─ ¿Sí?, ¿señora? Mire, llevo toda la mañana intentando encontrar su dirección y no hago más que dar vueltas como el portero de un futbolín… ¿Me podría decir una calle cercana o alguna referencia para el GPS?─ con el gesto torcido se sujetó la barriga que bramaba por la intensa gazuza.

─ ¿Calle cercana? Pero oiga… ¿no le figura a usted la dirección completita de mi casa en la factura de compra? ¡Esa es la única dirección, no conozco otra! Bueno… creo que hay que pasar por un bar y…

─ ¿¡Un bar!? ¡Señora… si yo hubiera visto ese bar no hubiera dejado a títere con cabeza! ¡Un bar… un bar! ¿Y qué tecleo en mi GPS?, ¿calle del apetito voraz?─ Soltó una risotada que la mujer recibió al otro lado de la línea como un siniestro graznido, no sabía si hablaba con un transportista o con el psicópata de La matanza de Texas… Se inquietó.

─Oiga, perdone… A veces los aparatitos estos se equivocan, ¿tiene un mapa, de los de siempre, un callejero?

─ Señora, llevo más de dos horas con su pedido. Estoy hambriento y aún me quedan otras once entregas… ¿¡qué le ocurre a mi GPS!?─ le increpó.

─ ¿Ha introducido mi dirección completa? ¿“Urbanización Tiempos Nuevos, Calle G, chalet V”? A veces, un solo dato erróneo y…

─ ¡Oiga, señora! ¿Me está llamando imbécil? La dirección que yo tecleo en mi GPS me trae hasta donde acabo de parar por aburrimiento, pero de su lustrosa urbanización… ¡¡nada de nada!!

─ Haga usted el favor de no chillarme, caballero, o me veré obligada…

─ ¡¿A qué, señora…?! ¡Lo qué me faltaba!

─ ¿Pero no ha visto usted el cartelito de entrada a la urbanización? Es un cartel de madera, precioso, en letra rústica, muy grande y que pende de…─ se paró en seco aterrorizada, acababa de escuchar muy cerca de allí -qué extraño- un rugido parecido al de un oso. Bajó las escaleras de tres en tres y salió a la terraza. El conductor de “Muebles flamantes, S.A” tenía justo enfrente de sus narices la anhelada dirección, el Gran Parlante Sabelotodo había sido una guía estupenda, esta vez. La mujer le hacía señas desde la terraza: “¡Eh, oiga, es aquí!”

El conductor no sabe si fueron los ojos de zarigüeya, los insistentes palmoteos, la sonrisa bobalicona y afectada de aquella mujer o el hambre… Aprovechó que el furgón estaba en cuesta y sin dejar de bufar –se había convertido en una especie de toro- abrió la cabina y quitó el freno de mano. Un montón de astillas y variopintos cachivaches contra un robusto pino; un despido, una indemnización y tratamiento psicológico… Entre la mutiltud de fragmentos, apareció un trocito de madera con un "Nuevos" grabado en letra rústica... Y es que como decía mi abuela: “Con la barriga vacía, ni los buenos días… o de una buena panza sale la danza”. 

24 comentarios:

Juan José Romero M-E. dijo...

Como comparto, querida Mar, lo que decía tu sabia abuela y aún más ahora que estoy sometido a un estrictísimo régimen alimenticio.
Me encantan siempre estos cuentos cortos de los que nos sacas conclusiones hasta leer su última letra. Mientras iba leyendo pensé que el camionero había metido en el GPS la dirección correcta, pero con ciudad distinta (Navalvillar de Ibor, en lugar de Navalvillar del peral) y que estaba situado en la calle indicada pero a la otra punta de España, menos mal que sólo se trató de los efectos alucinógenos que produce el hambre y, en eso, sí que le entiendo.
Un beso, querida amiga.
Terly

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Mar

Jajaaa, me ha encantado este relato, como llamas al GPS, etc. Me imaginaba al hombre tirándose de los pelos, a la mujer no dando crédito. Como siempre, es un placer leerte y disfrutar contigo.

Habrá que comenzar a estudiar los efectos secundarios que produce el hambre, por lo que se ve dan mucho de sí.

Besotes.

Susana dijo...

Ay, Dios mío... ¡¿crees que le pasará esto al repartido que me traiga mi mesa de escritorio, Mar?!Jajaja. Me ha encantado y divertido tu relato. Y no sabes cómo me alegra no comprar en “Muebles flamantes, S.A”.

Besitos.

Belkis dijo...

Totalmente de acuerdo Mar. Con la barriguita vacía poco se consigue. Muy bueno tu relato. La verdad es que los GPS a veces te ponen loca y te hacen dar vueltas de más, pero siempre te llevan al destino.
Un besito amiga querida.

Jose Antonio Bejarano dijo...

claro que no fue el gepeese. Fué el hambre, el malhumor que produce el hambre, fué en realidad el estrés laboral, la firma del convenio, la hipoteca, el contrato que se acaba, la ITV de la furgoneta, los radares, las prohibiciones, el maldito cientodiez de la autopista, el jefe que aprieta "mobbinando". La multa, los niños, la suegra, la parienta, él...
Es, sin duda, la vida o qué sé yo...

Meulen dijo...

Hola MAr
es un gusto saber de ti y esperar que estes muy bien!

Creo que estas situaciones se repiten muy a menudo,
sobretodo si no se sabe bien la dirección , en una ciudad nueva ni te cuento...lo peor si , es andar de noche perdida en calles que son todas iguales sin dar con lo que se busca
...pero al menos esta historia terminó bien...

un abrazo grande!

MariluzGH dijo...

jajajajajajajaja ¡eres tremenda!(mente buena) jajajajajajaja

Yo soy tan payasa que -antes de tener a la 'tonta del tomtom'- me cogía la guía repsol e imitaba su voz metáliza y sin matices. Lo pasábamos genial (de vez en cuando lo hago superponiendo mi voz a la susodicha 'tonta') jajajaja es divertido ¿verdad? (porque no sé por qué me da que tú has hecho lo mismo más de una vez jajajajaja)

dos besotes, guapísima :)

Natàlia Tàrraco dijo...

Amiga Mar, de nuevo te visito, es un placer hacerlo, tus relatos son pequeñas maravillas.

Desde luego comprendo al camionero, tiene razón y hambre, ayyy que es muy traidora, y está hasta los bajos de la vocecita del GPS, torpe parato. Y luego la cotorro desconfiada !el colmo!

Que le sea leve la recuperación, hay oficios de mártires.
Besitoo, hasta siempre.

La Zarzamora dijo...

Jajajaj excelente.
Yo odio esas maquinitas, y en la mayoría de los casos, nos suelen extraviar cuando andamos con la barriga vacía.. ya les vale.
Besos, Mar.

Anónimo dijo...

Un relato elegante y entretenido querida amiga y es que en verdad, los repartidores de muebles y otros servicios, ya les toca sufrir no solo en la carretera, también cuando tienen que arrimarse a una esquina de la calle y estacionar para luego tener que trabajar a la carrera, ya que no son pocas las multas que les dejan en su corta ausencia con traición y alevosía, sabiendo de hecho, que no tienen otra forma más cordial y jovial de realizar su trabajo. Además, si están todavía en ayunas, peor todavía. No me extraña que luego haya tantas reclamaciones por rayaduras y esconchones de muebles, ya que muchas veces tienen que subir la mercancía a golpe de brazo y pierna por tantas escaleras sin ascensor.
Y los GPS, que duda cabe que son efectivos si de alguna forma estás perdido, aunque yo pienso que es el volante y tus ojos los que te llevan tarde o temprano al destino.
Un relato entretenido y muy bien elaborado, didácticamente hablando. Ya para terminar te diré que si algún día tienes que encargar muebles, siempre ten preparado un tentempié para los repartidores.
De seguro te lo agradecerán más que el GPS.
UN BESO GRANDE AMIGA.

El Drac dijo...

Eso es lo que me decían cuando se averiaba mi moto y estaba desesperado porque el mecánico me la arreglara de inmediato para salir con las misas a trabajar; el mecanico me decía, ahora relájate, ni te apures sino todo te va a salir peor. Un abrazo Mar

Luisa dijo...

Hola, Mar.
Qué bien comenzar la semana riendo a mandíbula batiente.
Lo he pasado genial. Pintas muy bien a tus personajes. Imagino que el rugido de oso que escuchó la buena mujer debieron ser las tripas del transportista… Y es que con el hambre no se juega. Conozco a más de uno que no hay quién los hable. Si lo sabré yo… Pierden hasta el humor y parecen perros enjaulados (literalmente), deambulando por la casa como almas en pena esperando que suene aquello de: ¡A comer! No en vano se dice que los reyes no tomaban decisiones importantes hasta después de haber comido opíparamente. También aconsejan no hacer la compra con el estómago vacío. Por algo será.

Buen micro, majísima. ¡Si o fuera por estos ratos…!

Un beso muy fuerte. Caricias a tus grumetillos especiales.

Jabo dijo...

Hola, con tu permiso me hice seguidor de ti, y de tu blog.
Muchas gracias por tus palabras en sepositivosiempre.
Abrazo. Jabo

MAJECARMU dijo...

Qué importante es tener cubiertas las necesidades físicas,cuántas veces nos obsesionamos con una idea,no llegamos donde vamos o sencillamente no damos más de si,porque no nos alimentamos bien...y la mente nos lleva a verdaderos laberintos.
Tu cuento me ha gustado por tu genial gracia y expresividad al enfocar el tema.HEMOS DE CUIDAR EL CUERPO SIEMPRE.
Te dejo mi felicitación por la originalidad,empeño y vocación que pones en cada escrito.
Mi abrazo inmenso y feliz semana,amiga.
M.Jesús

Gustavo dijo...

Mar: gracias por tu afecto, tu dulzura. Este post me resultó entretenido y poseedor de un encanto especial...Súper abrazo. Cuídate.

Terly dijo...

Mar; contestando a tu pregunta:
Soporto una hernia discal que cuando cojo un poco de peso, me machaca sin piedad, trato de intentar aligerar dolores.
Posiblemente dentro de unos días (no seguro) vaya a Collado Villalva, si es así, me gustaría intentar conocerte, a ti y a Juan.
Besos.

María Bote dijo...

Excelente relato, amiga Mar. he disfrutado leyéndolo. Un placer siempre, visitarte.

Besos. María

Ibso dijo...

Pobre hombre, jajaja. Debería haber cobrado un plus de peligrosidad. No pensaba que conducir con la panza vacía fuera tan peligroso.
Me imagino la cara de la mujer viendo como sus mueble flamantes se hacían añicos contra un pino y al conductor del camión bufando como un toro escuálido por el hambre. ¡Genial!.
Un abrazo.
Ibso.

MAJECARMU dijo...

Mar,gracias por el detalle,comienzo a estar mejor,pero he pasado dos semanas preocupada por Jesús.Estaba muy cansado y temía que enfermara.Ahora es su cumple y él también comienza a estar mejor.
No te preocupes por blogger,nos está probando continuamente,pero ahí estamos siempre.
Mi abrazo inmenso y buenas noches,amiga.
M.Jesús

Rosario Ruiz de Almodóvar Rivera dijo...

Me ha encantado tu relato, es divertidísimo y tú lo has bordado.
Llevas toda la razón, con la barriguita vacía nada de nada, pero si está demasiado llena tampoco. jajaja.
Un abrazo fuerte amiga, desde mi Librillo.

Jorge Torres Daudet dijo...

jajaja, pues mi querida Mar; mi primer GPS, muy bonito por cierto,
me jugaba muchas faenas; desde llevarme a calles sin salida que, por supuesto, no eran las direcciones deseadas, a dar vueltas y vueltas, pues me anunciaba la clásica banderita de "meta" (ésto me pasó en Zaragoza) y gracias a un transeunte pude descifrar el jeroglífico. Lo jubilé y, una vez que conté este último caso a mis hijos, me regalaron el Tom tom, que de tonto no tiene nada, y me lleva de la mano a cualquier recóndito lugar... aún con estómago vacío.
Muy simpática tu narración.
Besos, querida amiga.

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

muy buen relato mar, es la primera vez que paso por tu blog, te he conocido en un blog amigo.
Te invito a conocer a Sor.Cecilia, hoy tengo un vídeo recitando mi poema, espero que te guste.
Con ternura
Sor.Cecilia

Ricardo Guadalupe dijo...

¿Has visto la peli Un día de furia? Me he acordado de ella leyendo tu relato. Son muchos los días en que imaginamos quitarnos el freno de mano y tirar cuesta abajo nuestras responsabilidades. La línea que separa lo uno de lo otro es muy delgada. El día menos pensado...

Un abrazo grande

Belkis dijo...

Un abrazo Mar. Espero estés bien.

AD AETERNUM...

PENSAR... MAR ADENTRO.

PENSAR... MAR ADENTRO.
«La mente intuitiva es un don sagrado del que la mente racional es su fiel sirviente. Hemos creado una sociedad que honra el sirviente y ha olvidado su don» © Albert Einstein. Imagen: Faro de Suances (Cantabria) © Mar Solana.

MAYORES SIN REPAROS... En la Feria del Libro de Madrid, 2016. Con Rafael Borrás y Ramón Alcaraz.

CUADERNO DE BITÁCORA: "DIARIO DE NAVEGACIÓN" ...


Hace 47 años ya me gustaba llevar lectura al campo ☺️

Soy la niña que asoma por la esquinita de la ventana, la primera por la izquierda... 😃 GRACIAS, MÓNICA...

Navidad Bloguera 2018-19-Tarjeta Personalizada

Navidad Bloguera 2018-19-Tarjeta Personalizada
¡Gracias Mónica! 🤗

ME GUSTARÍA SER DUEÑA DE UN INGENTE TESORO...

ME GUSTARÍA SER DUEÑA DE UN INGENTE TESORO...
... EL TIEMPO DESGRANADO Y SIN PRESTEZAS PARA ESCRIBIR, ESCRIBIR, SÓLO ESCRIBIR...

«Escribir es un autobús que te conduce a la calle Catarsis, con muchas paradas, pero directo».

«Escribir es un autobús que te conduce a la calle Catarsis, con muchas paradas, pero directo».
¿Y leer? 🤓📖 Me apasiona devorar libros. Es como visitar el hogar espiritual de mis escritores favoritos y paladear un delicioso vino de su mejor cosecha de Letras... Un buen libro es como una liana, te ayuda a desplazarte por la inmensa selva de tu imaginación... Leer también me facilita la tupida tarea de ir desbrozando esa maleza que se enreda entre la escasez de ideas y la falta de inspiración... ¡Nunca dejes de leer!

SABIA MAFALDA...

¿Te apetece entrar en mi Cuaderno de Bitácora?

¿Te apetece entrar en mi Cuaderno de Bitácora?

GIRASOL...

GIRASOL...
Mandala pintado por © Mar Solana.
MANDALA DEL SOL...

«Para alcanzar algo que nunca has tenido, tendrás que hacer algo que nunca has hecho.»

JOSÉ SARAMAGO: 16 de noviembre de 1922 - 18 de junio de 2010... ¡HASTA SIEMPRE MAGO DE LAS LETRAS!

JOSÉ SARAMAGO: 16 de noviembre de 1922 - 18 de junio de 2010... ¡HASTA SIEMPRE MAGO DE LAS LETRAS!
"La derrota tiene algo positivo, nunca es definitiva. En cambio la victoria tiene algo negativo, jamás es definitiva. Pienso que todos estamos ciegos. Somos ciegos que pueden ver, pero que no miran." Creo que en la sociedad actual nos falta filosofía. Filosofía como espacio, lugar, método de reflexión, que puede no tener un objetivo concreto, como la ciencia, que avanza para satisfacer objetivos. Nos falta reflexión, pensar, necesitamos el trabajo de pensar, y me parece que, sin ideas, no vamos a ninguna parte...

EL BESO QUE TE ADIVINA ...

EL BESO QUE TE ADIVINA ...
... es la luz que te conduce a sacar de tí lo mejor, a crecer en la mirada de quien verdaderamente te ama. El verdadero amor te quiere libre y como ser expansivo. Nunca admite murallas para el alma que respira... Es descubrir tu segunda piel, la que te eleva a la capacidad de ser decididamente afectivo, humedeciendo con licor de alegría los desiertos emocionales ... CARLOS VILLARRUBIA.

VIVIMOS SIEMPRE JUNTOS...

Llenamos el caldero
de risas y salero,
con trajes de caricias

rellenamos el ropero.

Hicimos el aliño

de sueños y de niños,
pintamos en el cielo
la bandera del cariño.

Las cosas se complican,
si el afecto se limita
a los momentos de pasión...

Subimos la montaña

de riñas y batallas,
vencimos al orgullo
sopesando las palabras.

Pasamos por los puentes

de celos y de historias,
prohibimos a la mente
confundirse con memorias.

Nadamos por las olas
de la inercia y la rutina,
con la ayuda del amor.

Vivimos siempre juntos, y moriremos juntos,
allá donde vayamos seguirán nuestros asuntos.
No te sueltes la mano que el viaje es infinito,
y yo cuido que el viento no despeine tu flequillo,
y llegará el momento
que las almas
se confundan en un mismo corazón...
(Letra y música: Nacho Cano)

ESTA SEMANA, TE RECOMIENDO... COGE UNA DE MIS CARACOLAS Y PPPSSSHHH... ESCUCHA...

Blade Runner ¡Forever!