MANEJA ESTE TIMÓN DE LETRAS...

Bienvenido a esta Bitácora, Navegante.

Bienvenido a esta Bitácora, Navegante. Este es el Diario de a Bordo de Mar Solana, psicóloga, escritora y cuentista... Aquí encontrarás mi «Cuaderno de Impresiones, Cuentos, Relatos, Poemas, Reflexiones y otras Historias» que sólo pretenden ser un lenitivo que mitigue las heridas de un mundo cada vez más áspero y punzante...

Escribí mi primer cuento con once años, lo inventé en un pequeño aseo donde me gustaba jugar. Con quince decidí que quería aprender el Arte de «Domar Caballos Salvajes» (léase Emociones que necesitan volver a coger sus riendas). Por eso llevo veinticuatro años, con sus amaneceres y sus lunas, ejerciendo la Psicología... Mis raíces están en tierras de Castilla, pero mi alma se siente de las Costas y el mar del Norte. En mis sueños me reúno con las Sirenas, las Estrellas y Caballitos de mar y con los Ventolines... Hace una década regresé a mi pequeño Taller de Letras. Y ahora soy «Psicolotora» especializada en Literalogía o «Escritóloga» en Psicoratura. Me chifla inventar palabras, tender historias de Letras en las cuerdas del olvido y airear mis impresiones al barlovento del papel...

Curiosa insaciable del aspecto más espiritual de la existencia, soy como el Caracol, peregrina de un camino de crecimiento infinito...

Antic©py

Bucear Mar Adentro 🐚 🐠 🐋 🐬 🐳 🐠 🐚

ELIGE CÓMO LEERME...

LA MAGIA Y EL AMOR DE LAS LETRAS...


CON LA MAGIA DE LAS LETRAS Y EL AMOR DE SUS ENCUENTROS...

«La Novela es una meditación sobre la existencia vista a través de personajes imaginarios». ©Milán Kundera.


«En esta comarca no existen reyes, aficionados o vasallos de las letras; sólo la magia de los artesanos de la palabra que intentan comunicar». ©Mar Solana.


«La verdadera novela es el arte que nace de la risa de Dios».

©Milán Kundera.

¿Quieres recibir Mar Adentro por correo? 📧 📩 📥

sábado, 29 de marzo de 2014

¡Al Rico Cambio de Hora, Oiga!

«Mi cuaderno de impresiones, cuentos, relatos, poemas, reflexiones y otras historias».





A ver. Veamos. Hoy me he levantado intentando calibrar mi estado de ánimo, no dejarme llevar por la emoción, esa que (a veces) te recorre la columna como un latigazo y te despierta, presto, el mal rollo que todos, nos guste o no, llevamos dentro: human being.

Y he decidido darle al manubrio de la testa o, como decía mi padre, menear la materia gris, que luego nos dicen que si las neuronas se mueren, esto y lo de más allá. Creo que lo llaman pensar, algo que nos aleja (momentáneamente) de erigirnos en jueces cabreados con el mundo, de fruncir el ceño o de levantar el índice acusatorio.

Y me he puesto a pensar en el cambio de hora...

El cambio de hora se inició durante la Primera Guerra Mundial para ahorrar carbón. Aunque no fue hasta 1974 cuando empezó a generalizarse, a raíz de la primera crisis del petróleo, que mermó los recursos energéticos de los países desarrollados y los obligó a buscar soluciones de ahorro. Desde 1981 se aplica como directiva europea y es de obligado cumplimiento en los veintisiete estados miembro.

Y sigo dándole a la circunvolución y a las sinapsis.

Por lo visto, el mundo se divide en veinticuatro zonas o husos horarios. La línea imaginaria que separa la Tierra de Norte a Sur, llamada meridiano de Greenwich y situada en Inglaterra, se toma como punto de referencia. Cuando avanzamos hacia el este desde Greenwich, supone una hora más y si nos movemos en dirección oeste, una hora menos. A España, por su situación geográfica, le correspondería guiarse por la hora de Inglaterra, ya que el meridiano de Greenwich atraviesa la Península Ibérica.

Pero…, ¡oh, pero!, aquí, que somos más «salaos» que las pesetas, el señor bajito que se apellidaba con nombre de virtud (¡qué cosas!), decidió por «meridianos» motivos políticos, vincular la hora española a la alemana, destartalando así nuestros biorritmos y además, como era más chulo que un ocho, separándose de la juiciosa hora inglesa, que era una menos.

Desde entonces, hemos escuchado argumentar al gobierno de turno, que estos ajustes horarios son los establecidos por la UE para ahorrar energía, ¡ja! Sin embargo, lo que no nos dice esta gente, la letra pequeña que se guardan en el bolsillón de su atuendo de fantoche, es que esta medida supone un trastorno más grande en nuestro país que en el resto de Europa.

Y sigo pensando. Si a un niño le cambiamos una piruleta por un pastelillo porque creemos que es más sano y nutritivo, el pequeño se lo comerá sin rechistar; pero nosotros sabemos que ambos llevan mogollón de azúcar y que existen otros alimentos mucho más indicados para él. Con doña Política es muy parecido, siempre votamos a los que consideramos más «saludables» (¡pobre pueblo!). Aunque no nos engañemos: ¿acaso importa el color de quién esté en el púlpito?, ¿rojos, fachas, amarillos o blancos? Bueno, vamos intuyendo que no, todos están  adulterados, de forma alarmante y peligrosa. En este caso, incluso, es mucho peor: con el paso de los años y un mayor índice de consciencia y claridad, descubrimos que en el vasto universo de la política no existen apenas «pitanzas beneficiosas» para nuestra salud.

Ninguno se ha ocupado de revisar esta absurda medida del molesto movimiento horario. Todos aluden a lo mismo: es lo que está instituido de cara a aprovechar los cambios de luz para ahorrar energía y conseguir (por arte de birlibirloque) que el máximo de horas diurnas coincidan con la honrosa jornada laboral. Y punto redondo, «se sienten, ¡coño!», no hay más que hablar. Ajo y agua.

Por tanto, y pasándonos por el forro español (que es muy amplio) el equilibrado meridiano de Greenwich, con la llegada de la primavera nos despojan de esa horita que en otoño nos regalan. Esa pobre hora que va dando tumbos por los equinoccios para igualar los solsticios y economizar energía. ¡Oh!, energía, palabra preñada de sortilegios y descargas. Es muy importante ahorrar, aunque tú te encuentres como un culo almorranado (con perdón) y el lunes, ¡magia!, tengas que sacar el cuerpo de tu celestial cama ¡una hora antes! Vamos, que si madrugas estás más perdido que Hansel y Gretel sin sus miguitas.

Según estimaciones del Instituto para la Diversificación y el Ahorro Energético (IDEA), este cambio de hora solo permite un ahorro aproximado del cinco por cien de la energía, lo que equivale a unos trescientos millones de euros. De estos trescientos, noventa millones corresponderían al potencial de los hogares, lo que supone un ahorro de seis euros por hogar y otros doscientos diez millones de euros restantes se ahorrarían en los edificios del sector terciario y en la industria.

Y continuo haciendo pesas con las neuronas. Dos y dos, cuatro. Un cinco por ciento, seis euros por barba o melena, no compensa los trastornos que sufre nuestro organismo, como la alteración de los ciclos del sueño. Las principales funciones de nuestro cuerpo dependen de la fabricación y secreción de hormonas vinculadas directamente con los periodos de vigilia y sueño. Y vaya, resulta que estas secreciones se ven alteradas por el cambio de horario, sobre todo el de la primavera. En este proceso se produce una desincronización de los ritmos internos respecto a los  ambientales.


Los expertos dicen que afecta más a las personas sensibles o altamente sensibles y que se pueden acentuar muchas molestias psicosomáticas:

è Somnolencia e irritabilidad.
è Dificultades en la atención, concentración y memoria.
è Fatiga y bajada del rendimiento.
è Malestar general.
è Cambios en el estado de ánimo, depresión.
è Trastornos digestivos.

Y sigo dándole al caletre. Resulta, mire usted, que de esos seis euros que ahorramos, las barbas y las melenas no vemos ni un céntimo, ¡si solo fuera eso! Además, y para colmo, nos asaltan las «reinas de la energía» como auténticas bandoleras, con subidas en nuestras facturas que tensan aún más esa soga que ya nos retuerce el pescuezo hace tiempo. Cabecilla que asoma, mazazo que te crió y otra vez «pa» dentro. 

Buceando por la Red de redes, he descubierto que existe una campaña liderada por la «Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios», que pretende volver al horario de Londres y Portugal. ¡El 68,4 % de los españoles estamos a favor de cambiar nuestro huso horario!, según una encuesta realizada por el «Instituto de Estudios Opinea». Volver al horario de Greenwich favorecería nuestra salud, aumentaría el rendimiento y disminuiría gastos a todos los niveles, informó esta Comisión, que ha elevado una propuesta no vinculante de «cambio de horarios» al Gobierno. El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha prometido que estudiarán el informe completo, en especial lo relativo al cambio de huso horario.

¿Queda claro, no? Meridiano, como el de Greenwich.

Entonces, señores, a ver cuando se ponen en marcha y dejan de manipular nuestra salud con esta absurda medida, más desfasada que la Ramona en las fiestas de mi pueblo.

© Mar Solana. 

Imágenes: gentileza de “Google Imágenes”, desconozco sus autores.

10 comentarios:

Meulen dijo...

Hola amiga
aquí hacen lo mismo sabes?
pero ahora la retrasaron ...para aprovechar luz...
claro que yo no veo la luz...jajajaj
pues salgo de noche d emi casa ...antes de las 7:00 y vuelvo a las 20:00 hrs aprox
cuando solo la luz de las calles me acompañan
y todo el día en la pega
es demasiado...ya sabes tenemos fama de trabajólicos y sufro esos males
pero si cambio de horario ...sobretodo para el verano que es cuando se viene el tuyo no ??
...un fiasco!

Mar Solana dijo...

¡Hola, Meulen!!

Sí, este ya es el horario de verano y es el que más trastornos provoca. Te quitan la hora que te dan en otoño, adelantamos los relojes esta madrugada y si el tiempo ya volaba...,
¡ahora parece una exhalación! Uffff :))

A ver si algún año de estos conseguimos bajarnos de este carro absurdo de la hora pa'lante y pa'trás ;)

Feliz domingo, chilena.

María Bote dijo...

¡Ay, Mar, querida! Para mi desgracia, yo soy una de esas personas hipersensibles a las que este absurdo cambio de horas, me hace literalente papillas. Hoy no estoy para nada, salvo para suscribir letra a letra tu escrito.

Un abrazo y gracias, amiga

Pilar Vidal Clavería dijo...

Pues me ha gustado tanto todo lo que explicas que me lo llevo al facebook y lo comparto con mis amigos.
Besos en la hora de hoy con el cuerpo de ayer

Mª Jesús Muñoz dijo...

Una reflexión profunda y exhaustiva, Mar...Efectivamente nadie debe jugar con nuestro tiempo, porque es salud y vida, nadie debería adelantar o retrasar las horas...El tiempo es nuestro y no somos "marionetas"para ser movidas a gusto de unos cuantos...Estos cambios siempre nos afectan y nos ponen de mal humor...Te dejo mi gratitud por tus acertadas ideas, que son las nuestras, amiga. Mi abrazo grande y mi cariño siempre.
M.Jesús

Mar Solana dijo...

¡Hola, María!

¿Sabes? me da mucha alegría verte por estos lares, pues supongo que ya estarás más recuperada. Sí, esta cuestión es muy, muy artificial y el cuerpo lo lleva fatal. Hoy nos hemos vuelto a levantar de noche. Tenía una sensación extraña, me parecía haber vuelto al invierno, uggggg...

Un beso y cuídate, guapísima.

Mar Solana dijo...

Hola, Pilar:

¡Ah! pues me alegro mucho, qué bien. A ver si dando vueltas por las redes sociales llega a algún ministro esta reflexión exorcizadora de la hora, jaja :D
Un abrazo.

Mar Solana dijo...

Hola, querida Mª Jesús:

Bueno, al menos a mí me ha servido para canalizar un poco el mal humor y para exorcizar el mal rollo que todos los años me provoca; aunque este año, con eso de madrugar tanto, se ha llevado la palma de oro la sustracción de esta hora de sueño. Espero que el humor nos ayude a llevarlo algo mejor ;)

Un beso enorme.

Luisa dijo...

Hola, Mar.

Ando correquetepillo. Paso por tu casa para saludarte y leerte un ratín.

Creo que el cambio de horario se lo podían ahorrar. Por más buenas intenciones que tenga el asunto, a mí me parece que para lo único que vale es para trastocarnos los biorritmos. Al menos a mí me los trastoca. Aquí tenemos mucho sol, lo del cambio de horario es para ciudades en las que anochece a las cuatro de la tarde. Es mi modestísima opinión.

Un abrazote, guapa. Da muchos achuchones a tus grumetillos. Besos a repartir.

Mar Solana dijo...

Hola, Luisa!!

Qué alegría leerte Mar Adentro :))) Sí, yo también creo que ese es el quid de la cuestión: en este país tenemos luz de sobra y el cambio de hora se sigue manteniendo por una cuestión de spanish eggs, fijo ;) En fin.

Estoy leyendo Alcander, Luisa, me ha enganchado desde el principio; es muy bueno... Voy despacio porque siempre ando con dos o tres libros a la vez, jejeje, soy una guuumiaaa de las letras :DDD Ya te contaré más despacio cuando lo termine.

Ando también muy liada, a ver si me paso por tus tierras.

Un abrazo enorme también para ti y tus peludos.

Publicar un comentario

¡POR FAVOR, NAVEGANTE DE "MAR ADENTRO",
NO TE VAYAS SIN DEJAR TU TINTA
EN ESTE HUMILDE TIMÓN,
AL ALBUR DEL BARLOVENTO!

AD AETERNUM...

PENSAR... MAR ADENTRO.

PENSAR... MAR ADENTRO.
«La mente intuitiva es un don sagrado del que la mente racional es su fiel sirviente. Hemos creado una sociedad que honra el sirviente y ha olvidado su don» © Albert Einstein. Imagen: Faro de Suances (Cantabria) © Mar Solana.

MAYORES SIN REPAROS... En la Feria del Libro de Madrid, 2016. Con Rafael Borrás y Ramón Alcaraz.

CUADERNO DE BITÁCORA: "DIARIO DE NAVEGACIÓN" ...


Hace 47 años ya me gustaba llevar lectura al campo ☺️

Soy la niña que asoma por la esquinita de la ventana, la primera por la izquierda... 😃 GRACIAS, MÓNICA...

Navidad Bloguera 2018-19-Tarjeta Personalizada

Navidad Bloguera 2018-19-Tarjeta Personalizada
¡Gracias Mónica! 🤗

ME GUSTARÍA SER DUEÑA DE UN INGENTE TESORO...

ME GUSTARÍA SER DUEÑA DE UN INGENTE TESORO...
... EL TIEMPO DESGRANADO Y SIN PRESTEZAS PARA ESCRIBIR, ESCRIBIR, SÓLO ESCRIBIR...

«Escribir es un autobús que te conduce a la calle Catarsis, con muchas paradas, pero directo».

«Escribir es un autobús que te conduce a la calle Catarsis, con muchas paradas, pero directo».
¿Y leer? 🤓📖 Me apasiona devorar libros. Es como visitar el hogar espiritual de mis escritores favoritos y paladear un delicioso vino de su mejor cosecha de Letras... Un buen libro es como una liana, te ayuda a desplazarte por la inmensa selva de tu imaginación... Leer también me facilita la tupida tarea de ir desbrozando esa maleza que se enreda entre la escasez de ideas y la falta de inspiración... ¡Nunca dejes de leer!

SABIA MAFALDA...

¿Te apetece entrar en mi Cuaderno de Bitácora?

¿Te apetece entrar en mi Cuaderno de Bitácora?

GIRASOL...

GIRASOL...
Mandala pintado por © Mar Solana.
MANDALA DEL SOL...

«Para alcanzar algo que nunca has tenido, tendrás que hacer algo que nunca has hecho.»

JOSÉ SARAMAGO: 16 de noviembre de 1922 - 18 de junio de 2010... ¡HASTA SIEMPRE MAGO DE LAS LETRAS!

JOSÉ SARAMAGO: 16 de noviembre de 1922 - 18 de junio de 2010... ¡HASTA SIEMPRE MAGO DE LAS LETRAS!
"La derrota tiene algo positivo, nunca es definitiva. En cambio la victoria tiene algo negativo, jamás es definitiva. Pienso que todos estamos ciegos. Somos ciegos que pueden ver, pero que no miran." Creo que en la sociedad actual nos falta filosofía. Filosofía como espacio, lugar, método de reflexión, que puede no tener un objetivo concreto, como la ciencia, que avanza para satisfacer objetivos. Nos falta reflexión, pensar, necesitamos el trabajo de pensar, y me parece que, sin ideas, no vamos a ninguna parte...

EL BESO QUE TE ADIVINA ...

EL BESO QUE TE ADIVINA ...
... es la luz que te conduce a sacar de tí lo mejor, a crecer en la mirada de quien verdaderamente te ama. El verdadero amor te quiere libre y como ser expansivo. Nunca admite murallas para el alma que respira... Es descubrir tu segunda piel, la que te eleva a la capacidad de ser decididamente afectivo, humedeciendo con licor de alegría los desiertos emocionales ... CARLOS VILLARRUBIA.

VIVIMOS SIEMPRE JUNTOS...

Llenamos el caldero
de risas y salero,
con trajes de caricias

rellenamos el ropero.

Hicimos el aliño

de sueños y de niños,
pintamos en el cielo
la bandera del cariño.

Las cosas se complican,
si el afecto se limita
a los momentos de pasión...

Subimos la montaña

de riñas y batallas,
vencimos al orgullo
sopesando las palabras.

Pasamos por los puentes

de celos y de historias,
prohibimos a la mente
confundirse con memorias.

Nadamos por las olas
de la inercia y la rutina,
con la ayuda del amor.

Vivimos siempre juntos, y moriremos juntos,
allá donde vayamos seguirán nuestros asuntos.
No te sueltes la mano que el viaje es infinito,
y yo cuido que el viento no despeine tu flequillo,
y llegará el momento
que las almas
se confundan en un mismo corazón...
(Letra y música: Nacho Cano)

ESTA SEMANA, TE RECOMIENDO... COGE UNA DE MIS CARACOLAS Y PPPSSSHHH... ESCUCHA...

Blade Runner ¡Forever!