Bienvenido a esta Bitácora, Navegante. Aquí encontrarás mi «Cuaderno de Impresiones, Cuentos, Relatos, Poemas, Reflexiones y otras Historias».

Escribí mi primer cuento con once años, lo inventé en un pequeño aseo donde me gustaba jugar. Con quince decidí que quería aprender el Arte de «Domar Caballos Salvajes» (léase Emociones que necesitan volver a coger sus riendas). Por eso llevo veintiún años, con sus amaneceres y sus lunas, ejerciendo la Psicología; esa «ciencia» tan infusa como errática. Mis raíces están en tierras de Castilla, pero mi alma se siente de las Costas y el mar del Norte. En mis sueños me reúno con las Sirenas, las Estrellas de mar, los Ventolines y los Caballitos del Cantábrico... Hace un septenio regresé a mi pequeño Taller de Letras. Y ahora soy «Psicolotora» especializada en Literalogía o «Escritóloga» en Psicoratura. Me chifla inventar palabras, tender historias de Letras en las cuerdas del olvido y airear mis impresiones al barlovento del papel...

MANEJA ESTE TIMÓN DE LETRAS...

LA MAGIA Y EL AMOR DE LAS LETRAS...


CON LA MAGIA DE LAS LETRAS Y EL AMOR DE SUS ENCUENTROS...

TODOS LOS CONTENIDOS DE ESTE BLOG ESTÁN PROTEGIDOS DE FORMA PERMANENTE.

Safe Creative #0908010032199

RASTREO DE LA PUBLICACIÓN ILEGAL DE MIS OBRAS POR INTERNET...

Me dicen que soy un blogger excelente ;D...

Antic©py

Bucear Mar Adentro 🐚 🐠 🐋 🐬 🐳 🐠 🐚

HORARIO DE NAVEGACIÓN

ESTA SEMANA, TE RECOMIENDO... COGE UNA DE MIS CARACOLAS Y PPPSSSHHH... ESCUCHA...

PENSAR... MAR ADENTRO.

PENSAR... MAR ADENTRO.
«La mente intuitiva es un don sagrado del que la mente racional es su fiel sirviente. Hemos creado una sociedad que honra el sirviente y ha olvidado su don» © Albert Einstein. Imagen: Faro de Suances (Cantabria) © Mar Solana.

sábado, mayo 29

LOS SERES OBNUBILOSOS.

¡HOLA, NAVEGANTES!


¿Qué tal va vuestra primavera? ¿Os queda ya más ajustadita o aún seguís hilvanando sus costuras? :)


Todos los años, por estas fechas, me sumergo en las limpiezas anuales de la casa. Limpiar, ordenar, renovar, recolocar; es agotador, pero me ayuda a encontrarle la talla a esta primavera algo "locuela" ;)

Haciendo lo mismo en mis bodegas de letras, he divisado este relato fantástico de la época que recuperé mi "leitmotiv" para volver a escribir...Lo he desempolvado, lavado un poquito la cara...y ¡voilá! aquí os lo dejo, para vosotros. Espero que lo disfrutéis en este bonito sábado primaveral.



Finales de verano. Jorge caminaba decaído. Contaba los adoquines y miraba de soslayo las vías del tren. Pinos y encinas que olían a retama quemada; nubes que pedían permiso al sol para descargar algo de agua sobre la tierra seca del verano. Aunque el calor ya no era tan sofocante como en plena fiebre estival.

Jorge, sumido en sus pensamientos, levantó la vista y vio como una persona un poco extraña se acercaba. Caminaba confiado y con claros indicios de inseguridad. Había algo muy raro en aquel ser… Jorge observó que no se parecía a nadie en particular y, sin embargo, tenía los rasgos de casi toda la gente que él conocía y recordaba; como si un mismo semblante albergara muchos otros, todos ellos indefinidos, sin perfilar. Una fisonomía inacabada y un porte disperso e irregular que despertaron en Jorge inquietantes sensaciones. Un repentino escalofrío le impulsó a bajar de nuevo la mirada y se hizo el despistado. Comenzó a silbar “You`re beautiful”… Se cruzaría con ese alguien que se parecía a uno solo y a todos a la vez, como con tantos en el día, y seguiría su camino, sin más….

De repente y para su sorpresa, la criatura se detuvo delante de él. Jorge advirtió unos ojos normales a simple vista; sin embargo, su mirada estaba allí y en muchas otras partes a la vez. Proyectaba muchas imágenes insólitas y de originales colores en forma de destellos intermitentes. Su pupila guardaba algunos ocelos como los de una araña.

─Hola, soy un ser obnubiloso, y tú eres… ¿quién eres tú?, ¿estás aquí? ¡Cuánto sol! ¡Cuánto sol! ─se dirigió a Jorge con impaciencia y de forma algo inconexa… Abrumado, no tanto por el atropello de tanta pregunta, sino porque le hablara a él, Jorge se bloqueó y soltó una risita nerviosa y entrecortada…

─Yo… yo soy… pues… ¡Yo soy Yo!…─le dijo al fin a la criatura que lo observaba con atención sin mirarle─. ¡Y claro que estoy aquí!... Supongo que como tú, ¿no?

─ ¿Cómo quién?, ¿Cómo quién? ─preguntó insistente como si fuera su propio eco─. Soy un ser obnubiloso… ─repitió─ y estoy aquí y en muchas partes a la vez. Esto es esto y también lo demás. Queremos decir cosas pero nunca decimos nada. Parecemos amigos y, en realidad, no lo somos. Nuestro discurso es rico y grandilocuente, y también pobre y vacío. Hacemos muchas cosas a la vez y nunca hacemos nada. Nuestros pensamientos son unos tentáculos que se esparcen aquí y allá, y nunca concretan, ni enseñan nada. Albergamos siglos y siglos de sabiduría que, de repente, puede quedar derretida como mantequilla al fuego o esparcida en pequeños granitos como el azucarillo en agua. No sabemos lo que significa un compromiso o amar a alguien. Sin embargo, queremos a todo el mundo y no amamos a nadie. En nuestro planeta, Obnubilia, llevamos tiempo esperando vuestra visita y detestamos a los intrusos; no nos gustan las molestias…

─ Pero… ¿¡En qué quedamos, amigo!? ¿Queréis nuestra visita o no? Y además… ¿cómo demonios vamos a ir a vuestro planeta…? ¡Ignoramos dónde está! ─le espetó Jorge, confuso. Aquel ser comenzaba a irritarle…

─En Obnubilia ya han empezado las conversaciones…Cada mañana para seguir aquí, entre vosotros, nos damos un baño de flores secas y dispersión.

Jorge se percató de que la criatura le escuchaba, aunque parecía no entenderle o como si hablara en otra lengua ─curiosamente le ocurría a diario con muchas personas…─. La situación se tornaba absurda. ¡Así no había manera de comunicarse! “¿¡Baños de flores secas y dispersión!?”.

─Lo siento amigo, pero ahora el obnubilado soy yo, ha sido un placer con…─. Su extraño amigo no le dejó terminar:

─Somos seres obnubilosos, obnubiladianos… de Obnubilia. Somos de aquí y de todas partes. Un día llegamos… no hemos terminado de venir… ─la criatura se acercó más a Jorge, sus pequeños ocelos se movían muy deprisa. Proyectaban imágenes de grandes naves perdiéndose en el espacio a toda velocidad y de manos y apéndices dándose apretones. Jorge retrocedió asustado. Su sonrisa se volvió una mueca de desconcierto y recelo…
─Si un obnubiladiano te toca el antebrazo izquierdo, serás ya uno de ellos…─le dijo, al mismo tiempo que alargaba hacia él sus dedos como tentáculos… También eran como botones de semillas; varios dedos y muchos a la vez… ¡qué chocante y turbador! Jorge no sabía qué hacer. Pese a lo inaudito de la situación, sacó fuerzas de flaqueza, se acercó a él y le tendió su mano con firmeza y bizarría:

─Te ofrezco todo mi brazo en señal de amistad, no para convertirme en uno de los tuyos. Reconozco algo de mí en ti y reflejas partes de muchas personas… sobre todo, aquellas cosas que menos me agradan. Podemos ser amigos, conocernos mejor, pero no puedes obligarme a ser como eres tú. El amor y la amistad no conocen presiones, sólo nuestra libertad para elegir aquello que deseamos.

La criatura esbozó una sutil y breve sonrisa, era una mueca de enfado e, incluso, un gesto que contenía la mayor indiferencia. Sus ojos dejaron de proyectar imágenes y todos sus ocelos se movieron en la misma dirección, querían encontrar los de Jorge, su nuevo amigo humano, y despedirse… Después de un breve lapso sin conseguirlo, sus ojos volvieron a mirar en todas direcciones… Y aquel insólito individuo se marchó con pasos decididos e inestables; inciertos y despreocupados.

Jorge se quedó allí. Mientras observaba cómo la criatura se alejaba, reflexionó sobre aquel extraño e inquietante episodio. Por primera vez en mucho tiempo, se sintió muy orgulloso de su condición terrenal y feliz porque seguía siendo un Yo; a veces algo obnubiloso, pero certero y constante.



Villalba, 21 de septiembre de 2008.

lunes, mayo 17

NO QUEDABAN LIBROS…

No quedaban libros, ni personas que los escribieran. Se quedaron atrapados en una inmensa maraña de megas, bits y redes. Lo llamaban internet.

No quedaban libros. Los E-books los amontonaban en guetos antes de ser deportados para su exterminio. El sol ya no salía por la cantidad de humo que desprendían las hogueras.

No quedaban libros. La gente corrió en avalancha para comprarlos todos. En apenas unos meses, destronados por el libro digital, triplicarían su valor como auténticas perlas.

No quedaban libros. Los habían empaquetado y envasado los Triturators Papelis, una nueva raza que poblaba la tierra…eran su alimento principal.

No quedaban libros. Sólo ambientes vacios. Todos los personajes de las historias consiguieron escapar y ahora vagaban por el mundo sobre un aura fantasmal.

Ya no quedaban libros. Por eso recopilaron todas las cartas de los amantes y las de los niños a los Reyes Magos, y escribieron el primero. Lo titularon: “ILUSIÓN”.

No quedaban apenas libros. Tampoco papel para imprimirlos. La tierra se había convertido en unas enormes fauces de dragón y los bosques en eriales. ¿Sería capaz la humanidad de custodiar los pocos libros que aun permanecían, in secula seculorum?

Villalba, febrero de 2010.


martes, mayo 11

EL DOLOR ES UN RÍO...


Cada día, acomete esfuerzos inconmensurables para encontrar su sitio. Un lugar soleado y más amplio que su rincón.
Su ánimo es como una noria, unos días arriba, otros abajo; abundan los días cerca del suelo. Además está esa invitada sin nombre y sin invitación, color cereza, que todos los meses -cada veintiocho días- aporta su granito de cemento para que la noria pese más y se quede sin resuello para subir.

A menudo se repite lo necesaria que es la pasión en la existencia, sin ella sólo le quedan ganas de acurrucarse en su esquina y dejar pasar el tiempo, así, sin más…Media vida arrastrando el dolor del maltrato es mucho tiempo; es una corriente que fluye densa, salpicando siempre el mismo tronco…abriéndose paso entre hojarascas, ramas pétreas y pececillos moribundos.

“La vida es un milagro puesto a prueba constantemente y sometido a los avatares de un influjo incierto, vulnerable. Es como caminar sobre el filo de un cuchillo sin cortarse o como tratar de mantener el equilibrio en una cuerda floja”.

A veces, se deja arrastrar por esa pasión que llena su mundo de globos de colores y sopla con todas sus fuerzas a aquellos que la obligan a arrebujarse en el rincón de siempre, ese que es rugoso y duro como versos magullados, sabe a sal y huele a tarta de limón y vainilla.

Gracias a su pasión, a los globos, y a la fuerza de su aliento, decide cambiar de actitud; es lo único que puede hacer ante un mundo que sólo le devuelve rigidez y dolor. Cambiar de actitud implica tener relaciones sin que éstas le claven una púa en el corazón y absorban toda la savia de su alma. Intenta ser diplomática y cordial; hace de tripas corazón y pone voz y cara de póker, como si no pasara nada: “Tranquilos, todo está bien…aunque yo me sienta a la deriva...”
Pero algunos intuyen, los más cercanos, que ella va dando portazos; entonces luchan denodadamente por adivinar qué puerta es la que ha cerrado. “Me cierro a cal y canto para protegerme, eso es todo.”
Para conservar la savia en su sitio y no quedarse famélica, decide poner distancia, cuerpo a tierra de nadie

“La mitad de la vida es como estar en tierra de nadie; soledad a mansalva, transiciones con dolor y decepciones por kilos…Es como cruzar un puente levadizo que se bambolea a cada paso, el vértigo te paraliza, pero ya no puedes volver atrás…”

El vita lamia o vampiro vital no se conforma. Y le pincha, le hiere, salta y rabia…Ella se mantiene firme, sus velas erguidas, viento en popa; con sus globos, su pasión y con la fuerza de su aliento no se deja arredrar…

“El egoísmo es un rígido muro de cemento, nada puede salir de allí; sólo el pico de la generosidad y la pala del cariño podrían labrar una ventana en tan densa tapia”.

El dolor es un río repleto de peces que boquean, hay que limpiar su caudal y devolverles un hálito sano…a veces esa tarea requiere mucho tiempo, amor y paciencia. El corazón agoniza cuando uno se rinde; sin embargo cuando se asume la imposibilidad de que ciertas cosas cambien, dejas de esperar nada de ellas y el corazón se revitaliza… ¡puede dirigir sus latidos hacia nuevos horizontes!

Ella sabe que cuando por fin consiga limpiar el caudal de su río doliente, consiga cerrar los capítulos del dolor ensamblado, casi mimetizado, con su ser, no le importará mostrarse al mundo, si es que ha de hacerlo.

“La tristeza es una anciana con destellos de plata; vio pasar muchos trenes cargados de ilusiones deportadas, esperanzas rotas y heridas sin cicatrizar…no cogió ninguno”.

Y abandonará de un brinco su maldito rincón de sal y espinas; cogerá el siguiente tren y abrirá la ventanilla de par en par para gritar: “¡eeeeeh…estoy viva…diantres, mírame…!”

Y soñará con un lugar repleto de caramelos de colores, elefantes, payasos sin ojeras y risas de verdad…


“La ilusión es un niño que desconoce el miedo y asido a un montón de globos de colores, vuela por encima de un incólume castillo de ladrillos de alegría y argamasa de entusiasmo”.




Villalba, 9 de mayo de 2010.

(*) La pintura es de la artista peruana Nancy Rolando.
Los bloques entrecomillados son de mi cosecha ;)
Y el video es un regalazo de mi amiga "Superviviente"; ¡no dejes de verlo!

miércoles, mayo 5

IN MEMORIAM ...

QUERIDOS NAVEGANTES DE MARES DE LETRAS:

Hoy, 6 de mayo de 2010, se cumple un septenio de la muerte de mi amigo Jorge William Brown González. Nos dejó un día como hoy , a causa de una sobredosis. Tenía treinta y tres años...iba a presentar sus primeras pinturas en una exposición y a escribir su primer libro.

Pintor, escritor, escultor, poeta, viajero, y soñador incansable; Jorge nos ha dejado una gran parte de su alma a través de sus prolijas, profundas y sabias creaciones artísticas: pintura, poesía y meditaciones de un valor incalculable.

Os presenté a Jorge hace un mes y medio, pincha aquí para ver la entrada, con motivo de la reciente apertura de su Blog: EL SILENCIO HECHO PALABRA, gestionado por su tía, mi amiga querida, Sofía Pereira.

Este poema que comparto hoy con todos vosotros a modo de homenaje, ya lo publiqué un 25 de marzo de 2009, cuando mi blog era una criaturilla de apenas veinte días...

Espero que os guste... ¡Gracias por estar siempre ahí, Navegantes!

A Jorge…

Llegaste a esta gran Escuela
que es la Tierra
para saber del Amor,
y aprender de la Amistad,
más sólo encontraste soledad.

Comenzaste a pulir tu alma
con las letras de los hombres
y los colores del arcoíris,
con la magia de la Vida
y los acordes de viejas ruinas…

En tu incierto y breve caminar,
sólo hallaste desconsuelo,
y muy pronto te dejaste atrapar,
bajo las garras del miedo.

Un aciago día
descubriste el espejismo
de un oasis en ruinas,
el quimérico amanecer de aquellas
tierras brunas y baldías…
donde mora la química de la muerte,
infausta y vacía…


Y te quedaste a vivir,
alma atormentada y errante,
a vivir para siempre,
a morir cada día…
de la mano de monstruos asfixiantes,
y de brujas impías…


Pidiendo socorro,
sin ser escuchado,
porque en tu boca,
como dentro de un sueño,
todo estaba vedado,
en una sociedad
que de escuchar
ya se ha olvidado.


Duro el aprendizaje que te acogió,
funesto tu despertar que de negro se disfrazó,
amaneceres dolosos en playas de cristal,
donde los deseos rompen contra un erial.





Más ahora ya estás en paz,
alma bella que moras en la Luz,
alma inmortal,
legando el crisol de tu gemebundo caminar:
proyectando Amor y Fraternidad.







Villalba, 24 de marzo de 2009

(*) La pintura es de un cuadro de Jorge Brown: "Resurrección" y la imagen es de "Google imágenes".

lunes, mayo 3

Una Carta De Amor: "Sarah"

               
Pintura: «Carta de Amor» de © José Héctor Alvarenga: http://josehalvarenga.blogspot.com.es


         

                                                                                

                                                              
 Berlín, 18 de abril de 2008.

Amada esposa:

He prescindido del adjetivo posesivo «mi» pues nunca te sentí como una propiedad. Leí en mi pequeño y vetusto diccionario que el «mi» delante de otra palabra no expresa necesariamente posesión, sino cariño. Con todo, tengo mis razones para omitirlo. Primero, porque tú ya vuelas libre hace mucho tiempo. Segundo, porque pronto abordaré mi último viaje para encontrarme contigo…

Desde que decidí unir mi vida a tu recuerdo, encadenar mi alma a tu memoria arrebatada por las garras de aquel infausto demonio, fui consciente de lo que ambas palabras entrañaban para los dos. Fuiste «amada» desde el preciso y precioso instante que mi mirada te descubrió, famélica pero radiante, detrás de aquella mísera maraña de pinchos y espinas de alambre, con mis pies en carne viva y hundidos en el fango del más cruel de los inviernos: el de 1942, en Auschwitz…Y fuiste «esposa» en mis recuerdos; desde aquel día soñé, entre el óxido del miedo y la punzante rutina que disfrazaba la atrocidad, que uniríamos nuestras existencias para siempre. Y así fue, amada esposa Sarah.

Durante aquel invierno nos vimos todas las madrugadas con la incertidumbre que exhalaban nuestros parpadeos. Asistíamos a aquella espantada de presos en el silencio de la noche moribunda, con el tierno anhelo de los amantes y los azotes del viento congelado. El deseo y la fe en nuestro encuentro quedaron firmemente cosidos con las puntadas del tormento, la frialdad de las culatas y el desprecio de miles de miradas.

Una de aquellas auroras, un poco antes de la primavera de 1943, tú ya no estabas. Mis pies quedaron hundidos, clavados en aquel légamo inmundo, y mis sienes comenzaron a palpitar como lomos de un caballo desbocado… Creí que moriría en ese momento. ¡Rogué a Dios morir allí! Cerré los puños y me dejé caer. Arranqué de un solo tirón la estrella de David de mi exiguo pijama. Jamás podré olvidar la mirada lacerante, cual punta de lanza, de ese joven oficial nazi. Lo siguiente que recuerdo es el sabor caliente y metálico de la sangre borboteando hacia mis labios.

Tras la liberación de aquel atroz infierno, dos años después, me propuse recorrer la triste Polonia para encontrar una muestra de tu memoria, algo que pudiera acompañarme siempre. Una señal de que no habías sido un sueño, amada SarahUna prueba de que fuiste tan real como ese sentimiento que anidó en mi alma y se depositó como una semilla de esperanza. Un germen sediento de vivir una nueva oportunidad libre del espanto. Después de tres años de búsquedas infructuosas, encontré a tu primo Jaim. Gracias a él, y a las pocas cosas que pudo recuperar de tu familia, todos deportados y asesinados, conseguí tu fotografía. Tenías dieciocho años y la promesa de un sueño por cumplir. Una larga y brillante cabellera del color de las ramas en abril y unos ojos que contenían tantas ilusiones como una lluvia de estrellas fugaces. Cuando vi tu foto, recordé todas las veces que nuestras miradas se encontraron en medio de aquel horror, y me pareció, ¡ay, amada esposa!,… creo que ya me mirabas desde el pasado de aquella foto. Quizás, cuando te la hicieron, tu mirada ya contuvo ese instante de anhelo que yo disfrutaría tantos años, como con el único momento que tuvimos a solas. Esa imagen y el sabor de aquellos besos robados a la intemperie, se convertirían en un inseparable talismán para mí. Aquella cita que arreglé con un capo a cambio del reloj de oro de mi padre, lo único que conservaba de él. ¡Hubiera dado mi vida, amada esposa, por  volver a saborear tus labios, por esos abrazos que nutrían hasta lo más descarnado de mi ser!   

Cuando por fin tu primo Jaim me entregó aquel cartoncito que te inmortalizaba, compré dos anillos, un bonito talit y busqué un rabino —el de la familia murió en Buchenwald—. Rememorando nuestro venerable Talmud: “aquel que pasa sus días sin una esposa no tiene felicidad, ni bendición, ni bien…", prometí amarte hasta el final de mis días delante de Dios y de unos pocos amigos. Se pronunciaron las siete bendiciones mientras estrechaba tu imagen eterna contra mi pecho, como las arterias se ensamblan al corazón, siempre auspiciado por aquella magnífica jupá repleta de guirnaldas rojas, lilas y blancas. No nos hizo falta el Ketubá, pero rompí mi copa de vino sin dejar de mirar tus ojos infinitos, amada esposa Sarah.

No me queda mucho tiempo aquí, pronto me reuniré de nuevo contigo; por eso he querido dejar un testimonio de los sentimientos que nos unieron para siempre aquella glacial madrugada. La muerte no podrá abatir este inconmensurable amor que aún me hace palpitar.

Tuyo hasta el fin de los tiempos:

Fredenand Bernstein.



© Mar Solana

N.de la A. (1): Carta publicada en la Antología: "El Libro Del Top Mes" de las obras mejor valoradas por los usuarios de la web: www.mundopalabras.es. Top mes relatos de Noviembre de 2011.

N. de la A. (2): Fredenand Bernstein murió el mismo día que salió de Auschwitz, sesenta y cuatro años después, el 27 de enero de 2009, a la edad de noventa y dos años. Fredenand Bernstein es un personaje de ficción creado por la autora.

AD AETERNUM...

TENEMOS DOS OREJAS Y SÓLO UNA BOCA...

TENEMOS DOS OREJAS Y SÓLO UNA BOCA...
PARA ESCUCHAR EL DOBLE DE LO QUE HABLAMOS ;=D

CUADERNO DE BITÁCORA: "DIARIO DE NAVEGACIÓN" ...

MAR ADENTRO AVISA E INFORMA:

Safe Creative #1302210074901
MAR ADENTRO... VIVEN MIS PALABRAS ("Mi cuaderno de impresiones, cuentos, relatos, reflexiones y otras historias...") ESTÁ CON © EN EL REGISTRO DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL DE FORMA PERMANENTE... DISFRUTA CON MIS OBRAS, PERO POR FAVOR, ¡NO ME COPIES, TE PUEDES METER EN UN BUEN LÍO!

Todos los contenidos y textos de este blog literario son obra, licencia y autoría de © MAR SOLANA y están protegidos por la Ley de Propiedad Intelectual. El Número de inscripción figura al pinchar sobre la imagen de SAFECREATIVE, tanto para España como fuera de ella. Queda prohibida la reproducción total o parcial, edición, copia, modificación, tratamiento informático, transmisión, publicación, traducción o adaptación sin la expresa autorización escrita de la autora.

LA MAYORÍA DE LAS IMÁGENES QUE APARECEN ACOMPAÑANDO LAS ENTRADAS DE "MAR ADENTRO":

han sido extraídas mediante búsquedas por la red (Google imágenes).

Por favor, SI EL AUTOR/A DE ALGUNA DE ELLAS NO ESTÁ DE ACUERDO CON SU INCLUSIÓN EN ESTE BLOG, le agradecería que me lo comunique lo antes posible y procederé a retirarlas. Gracias por la comprensión.


HACE CUARENTA Y CINCO AÑOS (¡WOW!)... YA ME GUSTABA LLEVAR LECTURA AL CAMPO ;DD

HACE CUARENTA Y CINCO AÑOS (¡WOW!)... YA ME GUSTABA LLEVAR LECTURA AL CAMPO ;DD

Soy la niña que asoma por la esquinita de la ventana, la primera por la izquierda...

Soy la niña que asoma por la esquinita de la ventana, la primera por la izquierda...
GRACIAS, MÓNICA...

ME GUSTARÍA SER DUEÑA DE UN INGENTE TESORO...

ME GUSTARÍA SER DUEÑA DE UN INGENTE TESORO...
... EL TIEMPO DESGRANADO Y SIN PRESTEZAS PARA ESCRIBIR, ESCRIBIR, SÓLO ESCRIBIR...

SABIA MAFALDA...

SABIA MAFALDA...
Pincha en la imagen si quieres ver una historia realmente bella...

¿TE APETECE ENTRAR EN LA BITÁCORA DE "MAR ADENTRO"?

¿TE APETECE ENTRAR EN LA BITÁCORA DE "MAR ADENTRO"?

JOSÉ SARAMAGO: 16 de noviembre de 1922 - 18 de junio de 2010... ¡HASTA SIEMPRE MAGO DE LAS LETRAS!

JOSÉ SARAMAGO: 16 de noviembre de 1922 - 18 de junio de 2010... ¡HASTA SIEMPRE MAGO DE LAS LETRAS!
La derrota tiene algo positivo, nunca es definitiva. En cambio la victoria tiene algo negativo, jamás es definitiva. Pienso que todos estamos ciegos. Somos ciegos que pueden ver, pero que no miran. Creo que en la sociedad actual nos falta filosofía. Filosofía como espacio, lugar, método de reflexión, que puede no tener un objetivo concreto, como la ciencia, que avanza para satisfacer objetivos. Nos falta reflexión, pensar, necesitamos el trabajo de pensar, y me parece que, sin ideas, no vamos a ninguna parte...

CUANDO NO ENCUENTRES CONSUELO... LA MÚSICA ES EL MEJOR LENITIVO PARA EL ALMA...

¿SUEÑAN LOS 'REPLICANTES' CON UN MUNDO SIN FECHA DE CADUCIDAD?

EL BESO QUE TE ADIVINA ... es la Luz que te conduce a sacar de tí lo mejor ...

EL BESO QUE TE ADIVINA ... es la Luz que te conduce a sacar de tí lo mejor ...
a crecer en la mirada de quien verdaderamente te ama. El verdadero amor te quiere libre y como ser expansivo. Nunca admite murallas para el alma que respira... Es descubrir tu segunda piel, la que te eleva a la capacidad de ser decididamente afectivo, humedeciendo con licor de alegría los desiertos emocionales ... CARLOS VILLARRUBIA.

VIVIMOS SIEMPRE JUNTOS...

Llenamos el caldero
de risas y salero,
con trajes de caricias

rellenamos el ropero.

Hicimos el aliño

de sueños y de niños,
pintamos en el cielo
la bandera del cariño.

Las cosas se complican,
si el afecto se limita
a los momentos de pasión...

Subimos la montaña

de riñas y batallas,
vencimos al orgullo
sopesando las palabras.

Pasamos por los puentes

de celos y de historias,
prohibimos a la mente
confundirse con memorias.

Nadamos por las olas
de la inercia y la rutina,
con la ayuda del amor.

Vivimos siempre juntos, y moriremos juntos,
allá donde vayamos seguirán nuestros asuntos.
No te sueltes la mano que el viaje es infinito,
y yo cuido que el viento no despeine tu flequillo,
y llegará el momento
que las almas
se confundan en un mismo corazón...
(Letra y música: Nacho Cano)

MI AMADO SALITRE...

A LAURA SUJAMI: 'IN MEMORIAM'.

A LAURA SUJAMI: 'IN MEMORIAM'.
QUERIDA LAURA: TU PASO POR ESTA GRAN ESCUELA, LA TIERRA, HA SIDO UNA BENDICIÓN ... ¡DESCANSA EN PAZ! Pincha en la vela y navegarás al blog de salud que administró Laura con mucho cariño...