Bienvenido a esta Bitácora, Navegante. Aquí encontrarás mi «Cuaderno de Impresiones, Cuentos, Relatos, Poemas, Reflexiones y otras Historias».

Escribí mi primer cuento con once años, lo inventé en un pequeño aseo donde me gustaba jugar. Con quince decidí que quería aprender el Arte de «Domar Caballos Salvajes» (léase Emociones que necesitan volver a coger sus riendas). Por eso llevo veintiún años, con sus amaneceres y sus lunas, ejerciendo la Psicología; esa «ciencia» tan infusa como errática. Mis raíces están en tierras de Castilla, pero mi alma se siente de las Costas y el mar del Norte. En mis sueños me reúno con las Sirenas, las Estrellas de mar, los Ventolines y los Caballitos del Cantábrico... Hace un septenio regresé a mi pequeño Taller de Letras. Y ahora soy «Psicolotora» especializada en Literalogía o «Escritóloga» en Psicoratura. Me chifla inventar palabras, tender historias de Letras en las cuerdas del olvido y airear mis impresiones al barlovento del papel...

MANEJA ESTE TIMÓN DE LETRAS...

LA MAGIA Y EL AMOR DE LAS LETRAS...


CON LA MAGIA DE LAS LETRAS Y EL AMOR DE SUS ENCUENTROS...

TODOS LOS CONTENIDOS DE ESTE BLOG ESTÁN PROTEGIDOS DE FORMA PERMANENTE.

Safe Creative #0908010032199

RASTREO DE LA PUBLICACIÓN ILEGAL DE MIS OBRAS POR INTERNET...

Me dicen que soy un blogger excelente ;D...

Antic©py

Bucear Mar Adentro 🐚 🐠 🐋 🐬 🐳 🐠 🐚

HORARIO DE NAVEGACIÓN

ESTA SEMANA, TE RECOMIENDO... COGE UNA DE MIS CARACOLAS Y PPPSSSHHH... ESCUCHA...

PENSAR... MAR ADENTRO.

PENSAR... MAR ADENTRO.
«La mente intuitiva es un don sagrado del que la mente racional es su fiel sirviente. Hemos creado una sociedad que honra el sirviente y ha olvidado su don» © Albert Einstein. Imagen: Faro de Suances (Cantabria) © Mar Solana.

miércoles, mayo 6

EL DESTINO DEL HORROR


Por la Esperanza, porque constituya un acicate en lugar de un sueño dormido…
Por la Certeza de que la oscuridad más absoluta será el germen de la Luz más resplandeciente y eterna…

Mar Solana


“¡Dios mío, no, déjeme, pero…! ¿Qué me va a hacer?, ¿quién es usted, qué va a…por qué…? ¡No, no, no, no me mate, por favor…!”.

Voces y gritos que traspasan los límites de la angustia. Los oigo todos los días, casi en todo momento, desde que él me capturó y me encerró en esta especie de zulo húmedo y nauseabundo. Lo peor es que ya no soy capaz de distinguir si las voces están ahí fuera realmente, si están en mi mente o constituyen una fatal mezcla de ambas cosas.

Me llamo John Mindlit y trabajo para un cuerpo especial de policía: la UECP o Unidad Especializada en dar Caza al Psicópata, el cuerpo de policía más numeroso y que más medios, tanto humanos como materiales, despliega en su inagotable y constante labor. Pero no soy un poli, soy mucho más peligroso para las bestias que ellos. No hace más de dos siglos, a las personas como yo nos arrinconaban como animales defectuosos en asépticos y monocordes lugares y anegaban nuestra sangre con toda clase de venenos químicos en un fútil intento de ahogar nuestro “don”. Ahora somos para los polis mucho más valiosos que su pipa o su placa y nos necesitan más que el café o que su maldito donut de la mañana.

En este inmundo sitio estoy perdiendo la noción del tiempo. La pálida luz de una escuálida bombilla que, tímida, se descuelga de un pequeño boquete taladrado sin ningún esmero en la pared, cercana a la puerta, constituye mi única guía. Durante unas horas se apaga y me quedo en la más absoluta de las tinieblas. El día y la noche se funden bajo una misma garra, entremezclan sus horas al son que marcan algunos sonidos que tan sólo me ayudan con la consciencia del antes y del después. Si se oye el silbido lejano de algún tren cohete y el retumbar de una excavadora: debe de ser por la mañana. Silencio sepulcral y el “clin, clin” de una gota que se escapa del herrumbroso grifo de esta especie de lavabo: debe de ser ya por la noche… y a los pocos minutos, todo se vuelve oscuridad.

Ya no sabría determinar el tiempo que llevo aquí encerrado por deseo de esta bestia que me manipula a merced de sus cruentas veleidades. Me hace depender de él para las pocas y esenciales necesidades que ahora tengo, como vampiro de sangre ajena.

En siglos pasados al ser humano le gustaba soñar con un futuro más amable, preñado de amor y bondad. En el siglo veintitrés, el mal se ha extendido como fuego por un campo de malezas y los psicópatas no sólo no han desaparecido, sino que se han multiplicado como los panes y los peces. Como una raza aparte, se han hecho básicamente más fuertes, pero no más listos, y traen en jaque a los polis, esos para los que yo trabajo, sin ofrecerles tregua o descanso.

Toda esta especie de estancia subterránea está impregnada de un olor acre y metálico, como una mezcla de hierro oxidado y azufre. Parece como si lo hubieran esparcido a brochazos y luego lo hubieran fijado con el barniz del horror. Se añaden al conjunto algunas fétidas pinceladas de detritus de todo tipo, tanto humanos como restos de comida putrefacta.

La aspereza, la humedad fría y detenida de este lugar, se puede palpar y sentir en cada paso, en cada esquina de este zulo inmundo que, por mis pasos, no le calculo más de diez metros cuadrados. Un penetrante olor a sangre seca en la que todavía se pueden adivinar, esparcidos por el aire, los ecos de un último grito que asistió al destino del horror, me impide hospedar en mi estómago alguna sensación de hambre. La irregularidad de todo este zulo me mantiene en un estado de constante alerta.

No he visto aún su rostro. Me trajo hasta aquí narcotizado, en una especie de coche o camioneta que olía terriblemente a orina, sudor y combustible requemado. Sin estar dormido del todo, sentí como me arrastró maniatado y con mis ojos completamente vendados hasta esta mugrienta y malhadada estancia en la que apenas sí sobrevivo.

Silencio y el repiqueteo de esta eterna y prófuga gota de agua. La tenue luz de la macilenta bombilla me deja otro día más desamparado, pero es mi única compañera el resto de las horas. Escucho con nitidez los mismos pasos de todas las noches, cadenciosos, pero rasgando cualquier hálito de vida. Sus pensamientos se esparcen como proyectiles desaforados: “Maldito telépata hijo de puta…carne de vientre endemoniado, maldito seas tú y toda tu estirpe…todavía me sirves vivo, todavía…”. Entreabre la puerta carcomida dejando escapar el mismo chirrido de siempre. Sin embargo, hoy puedo ver algo de luz ahí fuera. Su contorno asimétrico se dibuja en el umbral, dejándome entrever un rostro encapuchado y una figura negra cual abismo. Con gesto brusco y a la vez cansado deposita en el suelo mi ración diaria: una especie de papilla en una escudilla metálica que apesta.

─Tranquilo, síntico(*) del demonio ─exclama con la voz quebrada, al tiempo que se va acercando hasta el rincón donde me hallo arrebujado─, si me has oído con tu sesera, ya sabrás que no voy a liquidarte, de momento. Ahora vas a trabajar para mí. Me ayudarás a dar caza a todo ser humano doliente. Sé que a ellos les “oyes” mejor, les reconoces entre los demás. Quiero terminar yo mismo con su sufrimiento, tengo que acabar con la herrumbre de este mundo, es mi destino… ─y prorrumpió en bruscas y estridentes carcajadas que hacían convulsionar su caja torácica como un acordeón sin dueño, y lanzaban su eco al aire como balas sin control─. Cuando ya no quede ni un solo corderito…, entonces te tocará a ti ─dijo remedando el gesto de rebanar el gaznate con el canto de una mano enfundada en el más negro de los guantes. El negro destino del horror.

“Es el principio del fin”, escuchó John viajando a través de ese aire infestado de inmundicias. Sí, pero el principio del fin de las bestias. El ser humano ennoblecía su espíritu con el sufrimiento y su alma se instruía en el coraje para construir grandes fortalezas que protegieran de todo mal sus inciertos destinos, plagados de desatino y quebrantos. Era el comienzo de la era de los sínticos, ellos eran como una gran fíbula dorada, capaz de abrochar todas las piezas sueltas de tan infausto mundo.

(*) Síntico: término equivalente a empático…

Villalba, 22 de abril de 2009 (Revisado el 12 de febrero de 2010)

Publicar un comentario

AD AETERNUM...

TENEMOS DOS OREJAS Y SÓLO UNA BOCA...

TENEMOS DOS OREJAS Y SÓLO UNA BOCA...
PARA ESCUCHAR EL DOBLE DE LO QUE HABLAMOS ;=D

CUADERNO DE BITÁCORA: "DIARIO DE NAVEGACIÓN" ...

MAR ADENTRO AVISA E INFORMA:

Safe Creative #1302210074901
MAR ADENTRO... VIVEN MIS PALABRAS ("Mi cuaderno de impresiones, cuentos, relatos, reflexiones y otras historias...") ESTÁ CON © EN EL REGISTRO DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL DE FORMA PERMANENTE... DISFRUTA CON MIS OBRAS, PERO POR FAVOR, ¡NO ME COPIES, TE PUEDES METER EN UN BUEN LÍO!

Todos los contenidos y textos de este blog literario son obra, licencia y autoría de © MAR SOLANA y están protegidos por la Ley de Propiedad Intelectual. El Número de inscripción figura al pinchar sobre la imagen de SAFECREATIVE, tanto para España como fuera de ella. Queda prohibida la reproducción total o parcial, edición, copia, modificación, tratamiento informático, transmisión, publicación, traducción o adaptación sin la expresa autorización escrita de la autora.

LA MAYORÍA DE LAS IMÁGENES QUE APARECEN ACOMPAÑANDO LAS ENTRADAS DE "MAR ADENTRO":

han sido extraídas mediante búsquedas por la red (Google imágenes).

Por favor, SI EL AUTOR/A DE ALGUNA DE ELLAS NO ESTÁ DE ACUERDO CON SU INCLUSIÓN EN ESTE BLOG, le agradecería que me lo comunique lo antes posible y procederé a retirarlas. Gracias por la comprensión.


HACE CUARENTA Y CINCO AÑOS (¡WOW!)... YA ME GUSTABA LLEVAR LECTURA AL CAMPO ;DD

HACE CUARENTA Y CINCO AÑOS (¡WOW!)... YA ME GUSTABA LLEVAR LECTURA AL CAMPO ;DD

Soy la niña que asoma por la esquinita de la ventana, la primera por la izquierda...

Soy la niña que asoma por la esquinita de la ventana, la primera por la izquierda...
GRACIAS, MÓNICA...

ME GUSTARÍA SER DUEÑA DE UN INGENTE TESORO...

ME GUSTARÍA SER DUEÑA DE UN INGENTE TESORO...
... EL TIEMPO DESGRANADO Y SIN PRESTEZAS PARA ESCRIBIR, ESCRIBIR, SÓLO ESCRIBIR...

SABIA MAFALDA...

SABIA MAFALDA...
Pincha en la imagen si quieres ver una historia realmente bella...

¿TE APETECE ENTRAR EN LA BITÁCORA DE "MAR ADENTRO"?

¿TE APETECE ENTRAR EN LA BITÁCORA DE "MAR ADENTRO"?

JOSÉ SARAMAGO: 16 de noviembre de 1922 - 18 de junio de 2010... ¡HASTA SIEMPRE MAGO DE LAS LETRAS!

JOSÉ SARAMAGO: 16 de noviembre de 1922 - 18 de junio de 2010... ¡HASTA SIEMPRE MAGO DE LAS LETRAS!
La derrota tiene algo positivo, nunca es definitiva. En cambio la victoria tiene algo negativo, jamás es definitiva. Pienso que todos estamos ciegos. Somos ciegos que pueden ver, pero que no miran. Creo que en la sociedad actual nos falta filosofía. Filosofía como espacio, lugar, método de reflexión, que puede no tener un objetivo concreto, como la ciencia, que avanza para satisfacer objetivos. Nos falta reflexión, pensar, necesitamos el trabajo de pensar, y me parece que, sin ideas, no vamos a ninguna parte...

CUANDO NO ENCUENTRES CONSUELO... LA MÚSICA ES EL MEJOR LENITIVO PARA EL ALMA...

¿SUEÑAN LOS 'REPLICANTES' CON UN MUNDO SIN FECHA DE CADUCIDAD?

EL BESO QUE TE ADIVINA ... es la Luz que te conduce a sacar de tí lo mejor ...

EL BESO QUE TE ADIVINA ... es la Luz que te conduce a sacar de tí lo mejor ...
a crecer en la mirada de quien verdaderamente te ama. El verdadero amor te quiere libre y como ser expansivo. Nunca admite murallas para el alma que respira... Es descubrir tu segunda piel, la que te eleva a la capacidad de ser decididamente afectivo, humedeciendo con licor de alegría los desiertos emocionales ... CARLOS VILLARRUBIA.

VIVIMOS SIEMPRE JUNTOS...

Llenamos el caldero
de risas y salero,
con trajes de caricias

rellenamos el ropero.

Hicimos el aliño

de sueños y de niños,
pintamos en el cielo
la bandera del cariño.

Las cosas se complican,
si el afecto se limita
a los momentos de pasión...

Subimos la montaña

de riñas y batallas,
vencimos al orgullo
sopesando las palabras.

Pasamos por los puentes

de celos y de historias,
prohibimos a la mente
confundirse con memorias.

Nadamos por las olas
de la inercia y la rutina,
con la ayuda del amor.

Vivimos siempre juntos, y moriremos juntos,
allá donde vayamos seguirán nuestros asuntos.
No te sueltes la mano que el viaje es infinito,
y yo cuido que el viento no despeine tu flequillo,
y llegará el momento
que las almas
se confundan en un mismo corazón...
(Letra y música: Nacho Cano)

MI AMADO SALITRE...

A LAURA SUJAMI: 'IN MEMORIAM'.

A LAURA SUJAMI: 'IN MEMORIAM'.
QUERIDA LAURA: TU PASO POR ESTA GRAN ESCUELA, LA TIERRA, HA SIDO UNA BENDICIÓN ... ¡DESCANSA EN PAZ! Pincha en la vela y navegarás al blog de salud que administró Laura con mucho cariño...